Términos frecuentes

Guía Inicial de Aprender Apostar Online

A continuación encontrarás 7 reglas básicas que te recomendamos encarecidamente que sigas.

Regla 1: Nunca apuestes lo que no te puedas permitir perder

Quizás esta sea la regla más fácil de comprender, pero es la más difícil de seguir para la mayoría de los fanáticos. Casi cualquier jugador que haya tenido una racha de ganancias o de pérdidas ha caído en la trampa, y ha apostado más dinero del que podía permitirse perder. ¡¡NO LO HAGAS!!

En el mundo de las apuestas de fútbol, como en la vida real, es muy importante plantearse un objetivo claro e ir a por él. Si comienzas a apostar de manera incontrolada  a las apuestas más altas para compensar las pérdidas; o si apuestas todos los días sin ningún objetivo concreto, las cosas seguramente no saldrán como esperas. Lo primero y más importante es ajustarte a tu presupuesto; esto es, el dinero que estés dispuesto a perder. Una regla aún más importante es que nunca debes pedir dinero prestado para apostar. Y, por supuesto, no intentes conseguir el dinero que necesitas  para vivir mediante las apuestas.

Recuerda: antes de hacer una apuesta, imagínate cómo te sentirás si pierdes. Si sólo de pensarlo te pones enfermo... entonces, ¡¡NO LO HAGAS!!

Regla 2: Aprende a administrar tu presupuesto

El segundo punto, íntimamente relacionado con el primero, es que tienes que aprender a administrar tu presupuesto.

Es muy fácil caer en la trampa de pensar que, como estás ganando, no pasará nada por hacer apuestas más grandes (después de todo, el dinero es de las casas de apuestas, ¿verdad?).

En esto consiste la maldición del jugador: ganes o pierdas, al final te llevará al desastre. Subir tus apuestas en una buena racha es una forma segura de garantizar que las casas de apuestas recuperarán cada céntimo que les hayas ganado; y mucho más rápido de lo que ellas mismos piensan.

Lo más importante a lo que te tienes que aferrar si quieres derrotar a la casa de apuestas es el autocontrol. Si comienzas ganando, no subas las apuestas inmediatamente para asumir riesgos irracionales. Retira siempre parte del dinero de las ganancias y sigue apostando con la cantidad inicial. Cuando entres en racha, no te pongas nervioso. Mantente tranquilo y sigue con tu estrategia de apostado.

También tendrás que fijar un objetivo en materia de beneficios. ¿Con cuánto dinero te darías por satisfecho? Si depositas 50 euros, cuando obtengas 350 deberías retirar los 300 que hayas ganado y continuar con la cantidad original. De esta forma, notarás de forma tangible el resultado de tus esfuerzos. ¡El dinero que aún está en tu cuenta no te pertenece, sino que pertenece la casa de apuesta, mientras no lo retires!

¿Por qué las casa de apuesta suelen reír los últimos?

Probablemente no seas consciente de que el beneficio de las casas de apuestas, en la mayoría de los casos, sale de la mala administración del dinero por parte de sus clientes. Muy a menudo, después de una ronda de beneficios, las casas de apuestas publicitan cuotas excepcionales y nuevos juegos en sus sitios web, lo que hace que los jugadores suban sus depósitos y sus apuestas de manera increíble. Esta situación, al principio, suele concluir con unas cuantas ganancias para los jugadores, pero las casas de apuestas saben que, en unas pocas semanas, la cuenta estará vacía... Gracias, por supuesto, a la mala administración de ese dinero.

Los jugadores profesionales son muy conscientes de esto y suelen esperar pacientemente a tener la oportunidad de jugar con apuestas perfectamente definidas. Ser un buen jugador no significa que tengas que saber más de fútbol que tu casa de apuestas, sino que sabes cómo manejar tus fondos.

Regla 3: ¡No intentes pasarte de listo!

Sólo porque tus colegas te hayan convencido de que la única forma de derrotar a la casa de apuestas es apoyar tus selecciones en algún tipo de sofisticada apuesta, esto no significa que tengas que hacerles caso.

A menos que sepas exactamente cómo funciona una apuesta y estés cómodo al 100% en la situación, que ni se te ocurra intentar invertir en ella; terminarás llevándote un chasco. Las casas de apuestas han ideado las apuestas múltiples súper complicadas por una sola razón: para quedarse con ese dinero tuyo que tanto te ha costado ganar.

Comienza con apuestas más sencillas, como las apuestas únicas. Una pequeña ganancia es siempre mejor que una pérdida de cualquier tamaño.

- Aprende las diferentes apuestas.
- Aprende cómo funcionan las probabilidades y cuotas.
- Aprende qué dificultad conlleva escoger un ganador.
- Aprende a disfrutar de la sensación que proporciona recoger las ganancias.

Regla 4: Apuesta sobre aquello que conozcas mejor

Ya es bastante difícil intentar adivinar quién ganará un partido de fútbol en la liga española, como para complicar aún más la cosa apostando a algún partido extranjero sin conocer absolutamente nada sobre los equipos que juegan. No te dejes llevar por la tentación de apostar grandes cantidades de dinero en algún oscuro partido de la liga rusa o peruana, sólo porque hayas leído algún artículo sobre él en el periódico.

Si tienes en cuenta a la gente que está involucrada en el juego (los jugadores, los árbitros, los entrenadores), encontrarás más de 30 variables (contando los sustitutos). Eso ni siquiera incluye otras variables, como el estado del terreno del juego, los partidos internacionales, las lesiones duraderas, las implicaciones financieras, las transferencias de jugadores, los procedimientos legales o disciplinarios...

Los juegos exóticos pueden parecer emocionantes... hasta que perdemos la apuesta. Y cuando averiguas (después del partido) que el delantero estrella estaba sancionado o que el súper-portero se había lesionado, te sientes como un idiota. Las casas de apuestas lo saben y por eso ponen esos precios tan tentadores.

Esta es una de las razones por las que, en esta web, sólo encontrarás información sobre la Liga Española. Aunque la mayor parte de los sitios web sobre fútbol cubren toda Europa, nosotros nos centramos única y exclusivamente en aquello que conocemos mejor: la Liga Española.

Regla 5: Cuidado con los que dan información privilegiada

Hay mucha gente que está dispuesta a darte información que, siempre según ellos, te hará ganar una fortuna.

Puede ser a través de sitios web que proclamen haber encontrado la fórmula mágica para ganar a las quinielas, o en páginas web que te cobran por ofrecerte información con la que podrás “sacarles una fortuna a las casas de apuestas.”

NO LES CREAS

Si de verdad se pudiera hacer dinero con sus consejos, entonces los darían gratis. Lo sitios de apuestas y juegos de azar de confianza, como TuBlogdeApuestas.es, ganan dinero a través de los anuncios (como la mayoría de los sitios de juego) o apostando en futbol, pero nunca vendiendo trucos ni información.

Nunca dejes de leer lo que dicen los sitios web (como TuBlogdeApuestas.es) ni de hacer preguntas... Pero recuerda que tendrás que decidir si seguirás (o no) sus consejos. Nada en este mundo es seguro al 100%, así que nunca sigas un consejo a ciegas.

Nosotros intentamos por todos los medios darte los mejores consejos, pero al final el dinero es tuyo, así como la decisión. Tú serás quien deba desarrollar tu propia técnica, jugándote el dinero que te puedas permitir.

Regla 6: Las apuestas poco probables se pagan mucho por algo

Una apuesta de 65/1 se paga tan bien por una razón. Si las casas de apuestas están dispuestos a darte 65 euros por cada euro que te juegues, entonces lo más probable es que ese caballo, jugador de golf o equipo de fútbol no ganen jamás durante toda tu vida.

Esto no quiere decir que las apuestas de 65/1 nunca jamás se ganen, pero la verdad es que no suele ocurrir.

Recuerda que las casas de apuesta suelen llevarse entre el 5 y el 15% de comisión de cada transacción, y cuanto más altas estén las cuotas, más jugo sacarán, por lo que es razonable decir que menos del 1% de las apuestas a 65/1 ganan en realidad.

Hay una espléndida razón por la que las casas de apuestas hacen tan buenos negocios; y desde luego, no es porque sean hermanitas de la caridad o regalen el dinero.

Regla 7: ¡Pásalo bien!

Nunca olvides divertirte cuando estés apostando. Cuanto más en serio te lo tomes, menos probabilidades tendrás de sacar algo en limpio de la experiencia.

Si disfrutas de la experiencia, de la emoción de animar al equipo al que hayas apostado (no importa cuál sea) y de fardar después diciendo que ya lo sabías... ¡entonces tendrás muchas más posibilidades de pasártelo bien!

Ahora que tienes una semblanza general de las apuestas, echa un vistazo a la siguiente sección: 6 Consejos Basicos de Apuestas.

Comentarios recientes